Rincón Montessori

Los 8 principios educativos del Método Montessori

María Montessori

El sistema educativo de Montessori se desarrolló a principios del siglo XX y se ha utilizado para niños y preadolescentes, en los últimos años se ha popularizado y extendido gracias al resurgir de este clásico y efectivo método. En este artículo describiremos los Los ocho principios básicos del método Montessori, que hacen hincapié en el entorno preparado y la autoeducación infantil.

En el Rincón Montessori os vamos a explicar de una forma fácil y sencilla los 8 principios fundamentales del Método Montessori

¿Breve introducción sobre el método Montessori?

Médica y educadora italiana, Maria Montessori (1870-1952) fue una precursora del constructivismo y sigue ejerciendo una gran influencia en su práctica, centrándose principalmente en la filosofía de la educación y la pedagogía.

El enfoque sugerido por Montessori hace hincapié en la necesidad, mediante la autodirección, la experimentación, el descubrimiento, la práctica, la cooperación, el juego, la concentración profunda, la creatividad o la comunicación, de fomentar el desarrollo natural de las capacidades de los alumnos.

Esta teoría educativa es una clara desviación de los métodos educativos convencionales, ya que no se basa en estructuras estandarizadas basadas en el cumplimiento de ciertos requisitos de evaluación académica, sino en la espontaneidad y preferencia del alumno. El respeto y el fomento de la libertad de los niños es importante para Montessori.

Por otro lado, la propuesta de Montessori se considera un modelo teórico de desarrollo humano. En este contexto, los conceptos de la sección siguiente tienen que ser expuestos dentro de los postulados clave de su teoría: las personas se construyen psicológicamente a través del contacto con su entorno.

Los ocho principios básicos del método Montessori

Aunque el enfoque Montessori se aplica de diversas maneras debido a su éxito, puede basarse en la propia obra de Montessori. A continuación os mostraremos os 8 principios educativos del Método Montessori.

1. Aprendizaje por descubrimiento

La filosofía de enseñanza de Montessori es fundamentalmente constructivista. Se entiende que las personas aprenden más a través del tacto, la práctica y el descubrimiento que mediante la enseñanza directa. Algunas materias requieren clases magistrales ocasionales, sobre todo a partir de los 6 años.Preparación del entorno educativo

2. Preparación del entorno educativo

En el método Montessori se utiliza una “atmósfera preparada”, lo que significa que el entorno debe adaptarse a las necesidades de los alumnos por edad. También debe ser movido y activo, limpio y ordenado, atractivo a nivel estético e incluir elementos naturales como plantas dentro y fuera del aula.

3. Uso de materiales específicos

El uso de estos materiales que la propia Montessori y sus colegas crearon son uno de los componentes más importantes de la comunidad Montessori preparada. Los materiales más artificiales son superiores a los materiales naturales como la madera.

4. Eleccion personal del alumno

Aunque el entorno está preparado e implica restricciones en la variedad de actividades disponibles para los alumnos, es mucho más importante que la educación convencional y los alumnos son libres de seleccionar los materiales, los juegos o los contenidos educativos en la mayoría de las clases escolares.

Montessori hablaba de autoeducación para referirse a la participación activa de los alumnos en su propia educación. En este contexto, como veremos a continuación, el papel de los profesores se relaciona más con la educación, la supervisión y el apoyo.

5. Aulas para grupos de edad

Un aspecto muy significativo del enfoque Montessori es que se propone, sin embargo, por las particularidades del crecimiento en cada periodo, que las aulas tengan un gran número de alumnos de varios grupos de edad. La división suele realizarse en grupos de tres años (por ejemplo, de 6 a 9).

Esto se debe a que Montessori sostenía que los niños son más propensos a adquirir un tipo de habilidades y conocimientos durante los periodos sensibles. Por tanto, en la primera infancia se debe desarrollar el lenguaje o los sentidos, mientras que se fomenta el pensamiento abstracto, sobre todo a partir de los 6 años.

6. Aprendizaje y jugo colaborativo

Dado que los alumnos pueden elegir cómo se les enseña, a menudo prefieren trabajar con sus compañeros. Esto hace posible la tutoría entre iguales, que es especialmente importante en el juego (que tiene importantes funciones socioculturales) y que debería contar con la ayuda de los profesores.

7. Clases sin interrupciones

La inclusión de clases de 3 horas continuas es otra función del sistema Montessori. Deben ser considerablemente menos aburridas que en el aprendizaje convencional porque se centran principalmente en la autodirección por parte de los alumnos; se quiere fomentar la consecución de un estado de concentración que aumente su aprendizaje.

8. Profesor como guía y supervisor

El profesor dirige el aprendizaje de los alumnos en el sistema Montessori, a la vez que se quita los problemas de encima. De este modo, sus tareas contribuyen a la planificación del entorno escolar, a la observación del aprendizaje individualizado de los niños, a la aplicación de nuevos materiales didácticos y al suministro de conocimientos.

Materiales esenciales

A continuación os mostraremos una serie de materiales que podéis comprar para que vuestros hijos comiencen en este maravilloso mundo de una forma instructiva y a su vez divertida.

Espero que os gusten estos consejos para vuestro rincón Montessori en casa.

Deja un comentario