Rincón Montessori

Rincón Montessori exterior en terraza o balcón

Con la llegada del buen tiempo parece que la casa se nos cae encima y por ello podemos trasladar nuestros rincones Montessori al exterior. Tanto si disponemos de una amplia terraza como de un modesto balcón, tenemos mil y una opción para sacarle el mayor rendimiento.

Con nuestros juegos exteriores Montessori podrás entretener a los más pequeños con materiales económicos y sencillos de utilizar.

El material estrella para los rincones exteriores es el agua, ya que los niños pueden experimentar a sus anchas y no debemos preocuparnos demasiado en si se mojan o mojan el suelo.

¿Qué podemos proponer a los peques?

Juegos sencillos como por ejemplo con una bandeja con agua y distintos cuencos o botes en los que trasvasar el agua. Podemos dejarles también distintos muñecos de plástico de animales o personajes para que puedan desarrollar su imaginación mediante juego simbólico o creatividad.

Niños jugando con agua en el jardín

Otra buena idea es que hagan pompas de jabón de colores. Podemos mezclar agua, con jabón, colorante y gomina y hacer pompas de jabón con pajitas. La mezcla también se puede utilizar para pintar en una hoja en blanco y dejar que ellos mismos experimente con los colores y el agua.

Otra propuesta muy interesante es implicar a los niños y niñas en el cuidado de las plantas y flores que podamos tener en el balcón o terraza. Podemos darles la opción de que en primavera nos ayuden a eliminar las ramas secas, que nos ayuden a regalarlas (eso les gusta mucho), es muy importante la observación del crecimiento de las plantas, si salen flores, de que color son, cuantas hay, etc…

Quizás te pueda interesar:   Rincón Montessori de otoño

Niña jugando en la terraza

Si el espacio nos lo permite, una opción ideal es poder crear un huerto urbano. Los peques disfrutan mucho si los hacemos participes de estos proyectos. Además, pueden ver como crecen algunas de las frutas y verduras que más les gustan.

Huerto Urbano – Mi primer huerto – Batlle
  • KIT KF MI PRIMER HUERTO 160102UNID BATLLE

Si el espacio disponible en la terraza o balcón no nos permite ninguna opción, siempre podemos recurrir a las clásicas lentejas o garbanzos que crecen en la humedad de un algodón.

Otro rincón Montessori que podemos incluir, es un arenero. Este rincón nunca falla, podemos facilitarles distintos utensilios para jugar con la arena e incluso con agua para que puedan experimentar con el barro. Es importante que una ve finalizada la actividad los niños y niñas también participen en la limpieza de los materiales utilizados.

Niño jugando con el barro

Por último, podemos trasladar a nuestro rincón Montessori exterior los rincones de lectura o la mesa de experimentación para disfrutar del sol mientras miran sus cuentos favoritos o experimentan.

El Rincón Montessori exterior es un rincón vivo en el que debemos ir innovando y modificando para mantener el interés de los niños y niñas.

Espero que os hayan gustado estas propuestas.

A continuación tenéis unos ejemplos de los productos que comentamos en este post.

Deja un comentario