Rincón Montessori

Rincón Montessori del bebé

Con la llegada de un nuevo miembro en la familia nos hace replantear muchas cosas, entre ellas como vamos a redistribuir nuestro hogar para que nuestro bebé se encuentre cómodo y seguro por eso en este post os recomendamos cómo crear un rincón Montessori del bebé de una forma sencilla y económica.

Bebé en blanco y negro

Estos consejos estarán diseñados para un rango de edad que debe ir aproximadamente entre los 0 a los 6 meses de edad aunque como ya sabemos estas edades no son inamovibles y pueden variar según las características y necesidades propias de nuestros hijos e hijas.

Nuestro consejo es crear cuatro ambientes preparados para nuestro bebé, ellos no tienen que estar obligatoriamente separados ya que en una misma habitación podremos incluir alguno de ellos sin ningún tipo de dificultad.

Estos espacios del bebé se dividirán según sus necesidades principales como son el dormir, el comer, el espacio para realizar actividades y el espacio para cambiarlo.

Rincón Montessori para dormir

Nuestra apuesta es clara, el colecho es la mejor forma para dormir con nuestro bebé ya que entre muchos beneficios, éste favorece la lactancia materna, fortalece los vínculos emocionales entre los padres y el bebé y además aporta una mejor calidad del sueño de nuestras hijas e hijos.

Bebé durmiendo en hamaca

Para hacer más cómodo dicho colecho recomendamos una cama lo suficientemente ancha y cómoda para que los progenitores y el bebé puedan dormir cómodamente. Además hay otras opciones como pueden ser el añadir una cama colecho a nuestro colchón.

Quizás te pueda interesar:   Rincón Montessori de Halloween

Más adelante ya publicaremos un artículo explicando ampliamente el tema del colecho y todos nuestros consejos para llevarlo a cabo.

Para finalizar, como hemos comentado con anterioridad hablamos de la franja de edad de los 0 a los 6 meses, con lo que no estamos diciendo que a partir de los 6 meses no aconsejemos continuar con esta práctica.

Rincón Montessori para comer

Este punto es muy personal pero desde rinconmontessori recomandamos la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses aproximadamente. Es algo que no nos inventamos ya que la Organización Mundial de la Salud también lo recomienda.

Bebé amamantando

Nuestro principal consejo es hacerlo en una estancia libre de interferencias, dónde la madre y el bebé puedan estar tranquilos y así fortalecer el vínculo entre ellos.

Por lo tanto recomendamos crear un rincón limpio y minimalista dónde no haya interferencias que hagan que nuestro bebé no esté disfrutando del placer de compartir este momento tan íntimo con su madre.

Otro consejo que os damos es que dicho rincón para comer no sea ni el comedor ni la habitación dónde duerme nuestra hija o hijo ya que de esta manera nuestro bebé comienza a aprender a diferenciar los ambientes concretos y que actividades se hacen en ellos.

Rincón Montessori para cambiar a nuestro bebé

Al contrario que en el punto anterior en el que os recomendábamos utilizar una habitación lo más limpia posible en este caso tenemos que enseñar a nuestro bebé que el momento de cambiarlo es un momento divertido y que le reporta beneficios.

Quizás te pueda interesar:   Los mejores juegos sensoriales Montessori

En este caso podremos hacer uso de un cambiador lo suficientemente amplio y que disponga de un pequeño colchón para que nuestros hijos estén lo más cómodos posible.

Bebé en cambiador

Además podremos utilizar una infinidad de juguetes como pueden ser juguetes colgantes con peluches, sonajeros o mordedores entre muchos otros. Con esto nos facilitará el poder cambiarlo con más facilidad. Cosa que agradeceremos nosotros como padres y nuestros hijos e hijas.

Rincón Montessori para actividades

Este espacio lo tendremos que crear en el lugar de la casa dónde haya más actividad, por lo tanto el comedor es buen lugar.

Bebé gateando

En él debemos poner principalmente un colchón amplio en el suelo para que nuestro bebé pueda moverse por él sin ningún tipo de impedimento.

Siempre que sea posible recomendamos poner un espejo, con el que nuestro hijo empiece a interactuar y a reconocerse como persona.

También recomendamos dejar encima del colchón varios juguetes y mordedores con los que vaya interactuando según sus necesidades i curiosidad. En este lugar os recomiendo también juguetes colgantes ya que de esta manera intentará cogerlos y así fortalecerá sus brazos y músculos.

Como podéis ver crear un rincón Montessori para el bebé no es nada complicado y se puede hacer sin casi presupuesto respetando las necesidades de nuestros hijos e hijas y iniciándolos en este maravilloso método.


Espero que os haya gustado este artículo y nos vemos próximamente en rinconmontessori.com!

Quizás te pueda interesar:   Actividad trasvase Montessori

Deja un comentario